Regulación sobre láminas de protección solar para coches en España

La Orden ITC/1992/2010 establece de manera clara las regulaciones en torno a la instalación de cada lámina solar en Madrid. Esta normativa tiene como objetivo preservar la seguridad vial y garantizar condiciones adecuadas de visibilidad para los conductores.

La orden menciona específicamente que las láminas de protección solar solo pueden instalarse en las ventanillas laterales traseras y la luna trasera. Es importante resaltar que queda estrictamente prohibido colocar estas láminas en el parabrisas del vehículo, así como en las ventanas laterales anteriores y cualquier otra superficie acristalada dentro del arco de 180º de visión directa hacia delante del conductor.

Esta restricción se basa en la premisa de que la visibilidad del conductor no debe comprometerse, ya que cualquier elemento que obstruya la visión directa podría resultar peligroso para la conducción.

Sanciones por incumplimiento

El no cumplimiento de esta normativa puede conllevar sanciones significativas. La orden establece que, en caso de incumplimiento de las restricciones mencionadas o si las láminas instaladas no están debidamente homologadas, se aplicará una multa de 200 euros. Esta medida se implementa con el objetivo de disuadir y garantizar que los conductores cumplan con las regulaciones establecidas.

Además de respetar las ubicaciones permitidas para la instalación de las láminas, es esencial que estas estén homologadas según las normativas establecidas. Utilizar láminas no homologadas no solo puede resultar en sanciones económicas, sino que también puede comprometer la visibilidad del conductor y la seguridad en la carretera