El tintado de cristales de coches

Hoy en día es muy habitual ver automóviles con sus lunas tintadas. Algunos las llevan de serie y otros las solicitan a la fábrica cuando se compran el coche. En cualquier caso, el tintado de las lunas se puede llevar a cabo en cualquier momento. Solo es necesario acudir a un taller de reparación de cristal de vehículo en Madrid.

¿En qué consiste el tintado de lunas?

Los cristales tintados son únicamente los cristales del coche originales con unas láminas de plástico que se adhieren a estos. Estas láminas homologadas son normalmente más oscuras y van más allá de la simple estética. Por ejemplo, son muy prácticas para mejorar la comodidad en el interior del coche, puesto que aportan privacidad y protegen del sol. De ahí, que sean muy útiles cuando se viaja con niños o en zonas de mucho calor. Con ellas, el coche se va a calentar menos por lo que se va a necesitar menos cantidad de energía para enfriarlo, lo que se traduce en un gasto menor de combustible.

Por otra parte, protegen de los rayos UV del sol, reducen el cansancio visual y consiguen que el interior del vehículo se desgaste menos ante la exposición solar con el paso del tiempo. En definitiva, el interior del vehículo va a envejecer más despacio. Tintar los cristales del coche también va a reducir los deslumbramientos típicos que se producen al conducir de noche. La luz del vehículo trasera oscurecida va a evitar que los coches que vayan detrás no puedan deslumbrar con sus faros.